martes, 14 de noviembre de 2017

Conchita vive en el recuerdo

    
















En memoria

Conchita no se va sino se queda
entre las hojas pálidas del tiempo.
Como una mariposa detenida,
como una flor prensada en un cuaderno.

Queda en perfume de los almanaques,
en luz de estelas de fotografías,
en alma de lugares y de cosas.

No se va, no. Nosotros nos marchamos,
vida adelante, paso a paso, casi
sin quererlo, contando nuestras horas,
desgranando el rosario de los días,
que tensan el cordel de la memoria.
Ella se queda mientras caminamos,
prendido del sedal de los recuerdos
el pez del corazón, bien enganchado.

Conchita, hermana, amor, yo te recuerdo …
Yo te recuerdo … cuando humedecías,
rotos por la emoción, tus ojos tiernos.
Te los tuvieron que curar ¿te acuerdas?
y por curarlos te escribí estos versos:

¿Como podrá sin él vestir la Noche
el ruedo recamado de su Manto
a falta de su más preciada Gema?”

“Oye, Conchita, su gentil reproche
y devuelve a la Luz todo su encanto
y a la Nocturna Reina su diadema”. 

No queda Luz ni Noche ni Diadema,
ni Dulzura ni Encanto ni Corona:
solo nos queda el llanto sin tus ojos …
y el sedal del recuerdo anclado en las entrañas.


Madrid, lunes, 23 de octubre de 2017

domingo, 8 de octubre de 2017

Seguidillas de mi Granada

Yo moría de amores
por mi Granada:
el Aljibe de Trillo
de madrugada.
Cuanto daría
por respirar jazmines
cuestas arriba.

Cristiano no me veo,
tampoco moro,
de Granada me digo,
su encanto añoro.
¡Ay, quien pudiera
ver nacer de sus cumbres
la luz primera!


Entre 2010 y 2017

jueves, 6 de julio de 2017

Cuartetas galantes

Si quieres ver dos luceros
ponte un espejo delante.
Sabrás por qué ya no sé
mirar después de mirarte.

----------------

¿Te han pedido las estrellas
permiso para quedarse
cuando miras a la noche
con esos ojos tan grandes?

Madrid, Marzo de 1.960.

sábado, 3 de junio de 2017

Qué mas puede suceder

Qué más puede suceder

Para cantar al son de la música de "Las cosas del querer"

Qué mas puede suceder
pa' que todos se convenzan
que el Rajoy está al caer.

Uno roba, el otro quita,
este afana, el otro más
y el gachó'e la Fiscalía
guarda guita en Panamá.

Qué mas puede suceder
pa' que todos se convenzan
que el Rajoy está al caer.

Él quería hablar por plasma,
los jueces dicen que ná
que acuda como ca' quisque
a la Audiencia Nacional.

Qué mas puede suceder
pa' que todos se convenzan
que el Rajoy está al caer.


Al Faraón ya le alcanza
esa mierda del Canal,
que ya se llevó a González
hasta Soto del Real.

Qué mas puede suceder
pa' que todos se convenzan
que  el Rajoy está al caer.



Y así hasta mil.

martes, 30 de mayo de 2017

domingo, 14 de mayo de 2017

Corrupción gota a gota

Nos despunta un nuevo día
y nos trae un nuevo afán:
otro pájaro de cuenta,
ni Dios sabe cuantos van.

Grajos, cuervos agoreros,
urracas, alcaraván,
más los sapos y culebras
de Aguirre en su lodazal.

Hoy a Gallardón apuntan
por negocios del Canal,
por Brasil o por Colombia
o acaso por Panamá.

Al Faraón han llegado
en la Audiencia Nacional
tras esquivar las malicias
del Moix antifiscal,

y es un  triunfo  ¡vive el Cielo!
que el bicho es de calidad,
un morlaco de cuidado,
un marrano de verdad.

Pero miren que me pasa:
el cuerpo me pide más,
ni el coronel le conforma,
me reclama el general.

Heroicos anticorruptos,
flores del jardín fiscal:
mirad si veis un gallego
y del plasma lo sacad.

Es barbicano y pasmado,
como avestruz suele andar
y guiña el ojo siniestro
cuando falta a la verdad.

Amparo es de sus corruptos
y fortaleza les da,
aunque si no hay más remedio
me los suele abandonar.

Es equis de crucigrama,
cumbre del piramidal
esquema de la mangancia
del erario nacional.

No será fácil la caza,
que a defenderle vendrán
el Estado y sus Poderes,
el Clero y el Capital.

Mas tenéis al Pueblo Llano
en que os podéis apoyar,
UCO, UDEF y jueces sanos.
¡Suerte valientes, sajad

este cuerpo de la Patria
hasta lograr extirpar
el mal hondo que corroe
nuestro vigor nacional!

Si así lo hacéis os bendigo,
y bendición os dará
vuestro Pueblo desdichado
cuando lo libréis del Mal.


Francisco Redondo

viernes, 12 de mayo de 2017

lunes, 10 de abril de 2017

Valentina

Caído se le ha un clavel
hoy a la Aurora del seno.
Qué glorioso que está el heno
porque ha caído sobre él

Lope de Vega

Que dedico a la última nieta, recién nacida, de mi amiga Irene.

Cuando nació Valentina
por aquí se abrió un clavel,
y allá sonó un cascabel
cuando lloró la infantina.

Como de rosa menina
coloradita es la piel,
y su boquita es de miel
cuando un mohín la ilumina.

Regalo que de su seno
dejó caer Primavera
como una temprana flor,

suma de todo lo bueno,
es la sonrisa primera
que nace de un tierno Amor.

Felicidades, Irene.


Madrid, domingo, 9 de abril de 2017

martes, 28 de marzo de 2017

75 aniversario de la muerte de Miguel Hernández

Miguel Hernández, Miguel, es generalmente considerado y estimado por su compromiso con el pueblo español, con la II República y con la utopía comunista - un comunismo disciplinado, militante y limpio, como fue el comunismo del PCE -, por su lucha en el frente y por su martirio en las cárceles de Franco. Yo también, como republicano y comunista que soy, aprecio ese perfil irrepetible.
Sin embargo, es una pena que su figura y su gesta dejen un poco en la sombra la calidad de su poesía, mucho menos conocida. Miguel Hernández fue un poeta enorme, y no solo por los temas elegidos y el compromiso de los mismos, sino precisamente por la forma. Pocos poetas del siglo XX han sabido manejar el verso endecasílabo como Miguel; quizá habría que remontarse a los tiempos de oro de su admirado Garcilaso para encontrar una destreza semejante. He estudiado en profundidad la métrica de sus versos y lo que he hallado en él es una auténtica maravilla; no en vano se formó bebiendo de la poesía clásica que le prestaba la biblioteca de su amigo Ramón Sijé.
Como muestra quiero referirme al manejo magistral que Miguel hace de uno de los endecasílabos de tipo más raro - muy estudiado por mí - el endecasílabo dactílico, acentuado en las sílabas 1ª, 4ª, 7ª y 10ª o bien, simplemente, en 4ª, 7ª y 10ª. Este tipo de endecasílabo imprime al poema un ritmo tan peculiar que le impide mezclarse con otros tipos más habituales: enfáticos, heroicos, melódicos o sáficos. Hernández utiliza este metro en el que quizá fuera su último poema: ETERNA SOMBRA. compuesto en la cárcel, y ya muy enfermo. Es un poema largo y necesariamente oscuro, compuesto exclusivamente en endecasílabos dactílicos, y que refleja la honda pesadumbre de la cárcel, la represión y la enfermedad que lo minaba y que acabó con él hace ahora exactamente 75 años.

Todo un alarde de buena poesía. Poesía triste, que arranca un destello de esperanza en los dos últimos versos

 Vaya el siguiente recitado en su homenaje.


ETERNA SOMBRA

Yo que creí que la luz era mía
precipitado en la sombra me veo.
Ascua solar, sideral alegría
ígnea de espuma, de luz, de deseo.

Sangre ligera, redonda, granada:
raudo anhelar sin perfil ni penumbra.
Fuera, la luz en la luz sepultada.
Siento que sólo la sombra me alumbra.

Sólo la sombra. Sin astro. Sin cielo.
Seres. Volúmenes. Cuerpos tangibles
dentro del aire que no tiene vuelo,
dentro del árbol de los imposibles.

Cárdenos ceños, pasiones de luto.
Dientes sedientos de ser colorados.
Oscuridad del rencor absoluto.
Cuerpos lo mismo que pozos cegados.

Falta el espacio. Se ha hundido la risa.
Ya no es posible lanzarse a la altura.
El corazón quiere ser más de prisa
fuerza que ensancha la estrecha negrura.

Carne sin norte que va en oleada
hacia la noche siniestra, baldía.
¿Quién es el rayo de sol que la invada?
Busco. No encuentro ni rastro del día.

Sólo el fulgor de los puños cerrados,
el resplandor de los dientes que acechan.
Dientes y puños de todos los lados.
Más que las manos, los montes se estrechan.
Turbia es la lucha sin sed de mañana.
¡Qué lejanía de opacos latidos!
Soy una cárcel con una ventana
ante una gran soledad de rugidos.

Soy una abierta ventana que escucha,
por donde va tenebrosa la vida.
Pero hay un rayo de sol en la lucha
que siempre deja la sombra vencida.

Miguel Hernández

Francisco Redondo
Madrid, 28 de marzo de 2017

domingo, 19 de febrero de 2017

La infanta imputada y su epílogo




La infanta imputada

Crónicas borbónicas


Hay un juez que dictamina
justicia igual para todos
y con sosegados modos
cita a la infanta Cristina
por algo que la incrimina
relativo a aquel tinglado
de corrupción que ha montado
con maña su augusto esposo,
ese mozo tan gracioso
que firma Duque em-Palma-do.

Consterna a toda la Corte
la imputación de Cristina:
¿A ver quien se la imagina
a medias con su consorte
en el cuento del deporte?
¡Bribón! – que grita a su buque
el suegro sin que trabuque
su dislexia el adjetivo;
y  Matas, el permisivo -
¿cómo negar nada al Duque?

Es Nóos la Fundación,
sin lucro ni beneficio,
el ingenioso artificio
que culmina en Aizoón,
donde Iñaki y la Borbón,
con harta desenvoltura,
en deportes y cultura
con ellos mismos contratan,
y engordan, pulen y enlatan
las cifras de la factura.

A Camps y a la Barberá
reciben en la Zarzuela
que, lírico, mejor cuela
en casa del Gran Papá
tres milloncejos de ná.
¡El Summit! ¡Oh cuanta ciencia
deportiva, qué excelencia!
En pro de un mejor mañana
dejó a la grey valenciana
a la luna de Valencia.

¿De qué sirven las leales
cortes de nobles y espías,
de guardias y policías,
si ante las napias reales
se traman desmanes tales?
Mas como el yerno es la Pera
con la Cristina a su vera,
antes que el negocio acabe
todo Valencia lo sabe
pero el suegro ni se entera.

Y la infanta, fiel esposa
de un granuja de tronío,
sigue sin decir ni pío
de la enjundia de la Cosa:
su inocencia candorosa
las Actas firmaba en blanco,
y los papeles del Banco,
que le parecía feo,
de su em-Palma-do romeo,
no fiar del gesto franco.

Pero el juez lo tiene claro
aunque se oponga el fiscal,
porque estaría muy mal
y resultaría raro
dar a la infanta el amparo
en contra de la evidencia
y proclamar su inocencia,
siendo de Torres la esposa,
sin tanta parte en la Cosa,
imputada sin clemencia.

Y usted, Horrach, a lo suyo:
actúe de acusador,
disipe el corrupto hedor,
meta al chorizo en el trullo
y no se nos ponga grullo,
que defender a una infanta
por más que fuera una santa
no es tarea de fiscal,
que de cortesano real
echa un tufillo que espanta.


Epílogo 17 de febrero de 2017

Hoy sabemos la sentencia:
a la infanta no incrimina
y al Duque, cual tres gallinas
que El Lute robó en Palencia[1]
en tiempos de Su Excelencia.
A esta patente injusticia
el juez Castro no la entiende,
Zarzuela se desentiende
y el pueblo, con su malicia,
la República acaricia.

Francisco Redondo






[1] “… por el hurto de una gallina, dos años de prisión menor; por el robo de una manta, seis meses de prisión mayor; por el robo de ropas usadas, queso y un DNI, siete años de prisión mayor, y por el hurto de una motocicleta, siete años de prisión mayor …”, de la sentencia a Eleuterio Sánchez “El Lute” en la Audiencia Provincial de Palencia, tras su fuga de la Guardia Civil.

sábado, 7 de enero de 2017

Rota Oriental Spain - Rafael Alberti - Soledad Bravo

El jueves pasado en la Ronda de Sol, en la Puerta del mismo nombre dije y canté lo siguiente:

Compañeras y compañeros: Feliz año para nuestras justas reivindicaciones.

Compañeras y compañeros: os acordaréis algunos de aquellas campañas de Franco de GIBRALTAR ESPAÑOL, ESPAÑOL, ESPAÑOL. Unos años después Franco entregaba a Norteamérica un montón de nuevos Gibraltares: Rota, Morón de la Frontera, Torrejón de Ardoz, etcétera, a cambio de una sonrisa del amigo americano.
También recordaréis aquel corrido de Felipe González y sus mariachis que decía: OTAN DE ENTRADA NO. Acto seguido, en cuanto algunos españoles le dieron su voto pensando en que los llevaría al socialismo, él nos metió en la OTAN de hoz y coz y sin referendum, y luego, Zapatero, amplió las concesiones sobre Rota de cara al ESCUDO ANTIMISILES.
Contra los patriotas de pacotilla, de banderita en la pulsera y dineros en Suiza; contra los socialistas de boquilla y Gas Natural a la vuelta de la primera puerta giratoria os voy a cantar hoy esta canción de Rafael Alberti y música de Soledad Bravo:

Rota Oriental, Spain
Letra: Rafael Alberti   Música: Soledad Bravo

- Rota, ¿dónde están tus huertos:
tu melón, tu calabaza,
tu tomate, tu sandía?
Tú, el más dulce de los puertos
que la fina arena enlaza
al cuello de la bahía,
dime: ¿dónde están tus huertos?
  
- ¡Ay, poeta, bien lo ves!
Aunque no inglés de Inglaterra,
lo poco que en esta tierra
me dejaron ya habla inglés.

- ¿Cómo a ti, la gaditana
más airosa y más juncal,
te dicen "Rota Oriental.
Spain"... norteamericana?

- ¡Ay, poeta, qué dolor!
Hasta mi nombre querido,
quien se aclamó el salvador
de España me lo ha vendido  
- ¿Qué van a hacer de tu mar?
¿Qué en tus campos van a hacerte?
Un camino militar,
un puerto para la muerte.

¡Ay, Rota de pescadores,
Rota de blancos veleros!
Se abren ya tus miradores
a un cielo y mar extranjeros.

¿Pero tú duermes? Alerta
te miro por la bahía.
Sé tú la estrella despierta
que despierte a Andalucía.

Vayan tus barcos frutales
y tus hijos labradores
por todos los litorales
y las tierras interiores.

¡Españoles, despertad!
¡Es Rota la marinera
quien levanta la primera ) bis

llama de la libertad!        )

domingo, 11 de diciembre de 2016

Decidme cómo es un árbol - MARCOS ANA

                Recitado en la Puerta del Sol al final de la Ronda del jueves 1 de diciembre de este año 2016

Compañeras y compañeros: Como sabéis, en días pasados ha muerto a los 96 años uno de nosotros,  un compañero, un camarada, un hombre bueno: Fernando Macarro, el verdadero nombre de quien firmaba sus poemas como MARCOS ANA.
Bajo el franquismo padeció tortura, dos condenas de muerte y 23 años ininterrumpidos de cárcel, una de las más largas condenas cumplidas bajo ese oprobioso régimen: entró con 18 y salió con 41 años.
El poema suyo que voy a leer refleja con claridad su drama carcelario: encerrado entre los muros termina por no saber nada de la vida sencilla en contacto con la naturaleza: el árbol, el río, los pájaros, el mar, el campo, las estrellas, la mujer. Nada tan patético desde aquel medieval “Romance del prisionero”.
Con vosotros y vosotras MARCOS ANA.


LA VIDA

Decidme cómo es un árbol.
Decidme el canto del río
cuando se cubre de pájaros.

Habladme del mar, habladme
del olor ancho del campo,
de las estrellas, del aire.

Recitadme un horizonte
sin cerradura y sin llaves,
como la choza de un pobre.

Decidme cómo es el beso
de una mujer. Dadme el nombre
del amor, no lo recuerdo.

¿Aún las noches se perfuman
de enamorados con tiemblos
de pasión bajo la luna?

¿O sólo queda esta fosa,
la luz de una cerradura
y la canción de mis losas?

Veintidós años … Ya olvido
la dimensión de las cosas,
su color, su aroma … Escribo

a tientas: “el mar”, “el campo”.
Digo “bosque” y he perdido
la geometría del árbol.

Hablo, por hablar, de asuntos
que los años me borraron

(no puedo seguir, escucho
los pasos del funcionario).


MARCOS ANA

viernes, 4 de noviembre de 2016

La traición y la cobardía

Recitado por mí en la Ronda de Sol, en la Puerta del mismo nombre, la tarde del 3 de noviembre de 2016


La traición y la cobardía

Compañeras y compañeros: Vivimos hoy en el ojo del huracán de una enorme traición. Quizá la traición más grande al pueblo español después de la del golpe de Casado, Besteiro y Cipriano Mera, el 5 de marzo del 39. Besteiro y Franco: un traidor del PSOE entregaba Madrid a un general fascista a cambio de nada. Los paralelismos son inquietantes: Besteiro acusaba a Negrín de estar en manos de los comunistas; ahora los barones y las reinonas han copado el Consejo federal del PSOE y dado un golpe de partido contra su secretario general acusándolo de querer pactar un gobierno alternativo, pero en realidad con el propósito apenas encubierto de dar el gobierno a la derecha de la gran corrupción y los recortes, del robo de las arcas públicas y de la ruina y miseria de las familias trabajadoras, de dar el gobierno al fascista Rajoy. Negrín – no Besteiro – fue expulsado del PSOE por resistir; Pedro Sánchez ha sido reducido a mero militante por negarse al PP; el NO ES NO ha sufrido el mismo destino del NO PASARÁN.

Ante una situación tan lastimosa a mí se me ha hecho imposible componer un poema a la altura de tamaña felonía. Me veo obligado a echar mano de la mejor poesía de aquel otro momento: Miguel Hernández.
El gran poeta odiaba a los emboscados en la Villa y Corte, a los Besteiros, Meras y demás caterva, que conspiraban en los cafés y terminaron traicionando:

       Los cobardes

Hombres veo que de hombres
sólo tienen, sólo gastan
el parecer y el cigarro,
el pantalón y la barba.
En el corazón son liebres,
gallinas en las entrañas,
galgos de rápido vientre,
que en épocas de paz ladran
y en épocas de cañones
desaparecen del mapa.
Estos hombres, estas liebres,
comisarios de la alarma,
cuando escuchan a cien leguas
el estruendo de las balas,
con singular heroísmo
a la carrera se lanzan,
se les alborota el ano,
el pelo se les espanta.
Valientemente se esconden,
gallardamente se escapan
del campo de los peligros
estas fugitivas cacas,
que me duelen hace tiempo
en los cojones del alma.
¿Dónde iréis que no vayáis
a la muerte, liebres pálidas,
podencos de poca fe
y de demasiadas patas?
¿No os avergüenza mirar
en tanto lugar de España
a tanta mujer serena
bajo tantas amenazas?
Un tiro por cada diente
vuestra existencia reclama,
cobardes de piel cobarde
y de corazón de caña.
Tembláis como poseídos
de todo un siglo de escarcha
y vais del sol a la sombra
llenos de desconfianza.
Halláis los sótanos poco
defendidos por las casas.
Vuestro miedo exige al mundo
batallones de murallas,
barreras de plomo a orillas
de precipicios y zanjas
para vuestra pobre vida,
mezquina de sangre y ansias.
No os basta estar defendidos
por lluvias de sangre hidalga,
que no cesa de caer,
generosamente cálida,
un día tras otro día
a la gleba castellana.
No sentís el llamamiento
de las vidas derramadas.
Para salvar vuestra piel
las madrigueras no os bastan,
no os bastan los agujeros,
ni los retretes, ni nada.
Huís y huís, dando al pueblo,
mientras bebéis la distancia,
motivos para mataros
por las corridas espaldas.
Solos se quedan los hombres
al calor de las batallas,
y vosotros, lejos de ellas,
queréis ocultar la infamia,
pero el color de cobardes
no se os irá de la cara.
Ocupad los tristes puestos
de la triste telaraña.
Sustituid a la escoba,
y barred con vuestras nalgas
la mierda que vais dejando
donde colocáis la planta.
Miguel Hernández

“Vientos del Pueblo”

domingo, 23 de octubre de 2016

Los amigos perdidos

Los amigos perdidos

¿Qué encrucijada os desvió? ¿Qué enredo
de la vida os dejó en el camino,
lejos del corazón que palpitaba
con vuestro amor y vuestra compañía?

¿Podrá, lejos de todos, este pecho doliente
seguir con tanta carga de ausencias y de olvidos?
Duro es vivir en soledad, dura es la falta
insalvable del deudo y del amigo.

Nada me sabe igual, nada conforta
el pasar taciturno de mis días.
Herido de nostalgia, sin consuelo,
clamo y reclamo en vano.

Es mi memoria lastre doloroso,
peso mortal,  necrópolis funesta,
que cada nombre torna en epitafio
y en graves losas cambia los recuerdos.


Madrid, 11 de agosto de 1.986

sábado, 8 de octubre de 2016

Autoedición de una primera parte de mis sonetos

Anuncio

Acabo de publicar un primer libro de los sonetos de que soy autor, que he titulado

Sonetos I
De la ciencia de los sonetos a los sonetos de la Ciencia


El contenido, muy resumidamente, es como sigue:

Análisis métricos de sonetos magistrales
“Soneto V” de Garcilaso de la Vega
“Amor constante” de Quevedo
“Caupolicán” de Rubén Darío
“A un olmo seco” de Antonio Machado
“A un capitán de navío” de R. Alberti
“Tengo miedo a perder …” de García Lorca
“Te me mueres de casta …” M. Hernández
Ciencia
Metapoesía
Poesía pura y 6 sonetos más
Correspondencia con poetas
Olas y olas y 7 más
Astronomía
Inflamadas estrellas … y otro más
Geometría
Punto y 10 sonetos más
Botánica
A la humildad de la violeta
Biología molecular
Soneto al ácido desoxirribonucléico
Climatología: las cuatro estaciones
Primavera
Heraldo de primavera y otro más
Verano
Surtidores de Serón y 3 sonetos más
Otoño
Tilos de otoño y dos más
Invierno
La Nieve y 4 sonetos más
Ecología
Humanidad sin freno y otro más
Mitología: Diosas de Grecia
Afrodita y 10 sonetos más
Miscelánea
Soneto a la taza del váter y 4 sonetos más

La publicación se ha hecho en el contexto de Autoedición facilitado por la firma Amazon, tanto en papel (tapa blanda, ilustraciones a todo color y precio EUR 24,70) como en formato para e-book Kindle (precio EUR 4,97), y está expuesto para su compra en amazon libros, en el enlace:


Se agradecen comentarios de los lectores.


Francisco Redondo